Mi nombre es Zarpitas, aunque solo atiendo cuándo me dicen Chispi. Soy una gatita de la calle. Unas chicas me encontraron y me esterilizaron. Al día siguiente, cuando iba a ser devuelta a la calle, mis papis se enamoraron de mi y aquí estoy, siendo la reina de mi casa!